internacionales

Qatar prohíbe la venta de alcohol en las inmediaciones de los estadios a dos días del Mundial.

25visitas

Las autoridades del emirato cambian las normas previamente pactadas. Budweiser, patrocinador oficial, admite que no puede hacer nada. La FIFA acepta la imposición del anfitrión de su torneo.

A 48 horas del inicio del Mundial, Qatar ha dado marcha atrás y finalmente ha prohibido la venta de alcohol en las inmediaciones de los estadios donde se celebrarán los partidos. Esta decisión de última hora rompe el pacto previo con las autoridades del emirato y afecta de lleno al acuerdo por 72 millones de euros entre Budweiser, patrocinador del torneo, y la FIFA, según ha adelantado The New York Times.

La FIFA parece haber perdido el control sobre su propio torneo, aunque trata de rebajar el incendio. En un comunicado, ha explicado que tras sucesivos “debates” con el país anfitrión han decidido finalmente “focalizar” la venta de bebidas alcohólicas en el festival para fans y no en las inmediaciones de los estadios, como habían pactado previamente. El acuerdo, como explicó hace un mes a EL PAÍS en Doha la directora ejecutiva de comunicaciones del comité organizador de Qatar, consistía en permitir el consumo de alcohol en unas zonas para fans alrededor de los estadios desde tres horas antes y una después de los partidos. Habría, incluso, un área específica para que a los ebrios se les pasara la borrachera sin que se hicieran daño ni se lo hicieran a otros, según explicaron los propios organizadores qataríes, que ahora reculan.